Documento

Año de publicación: 2011

La Apicultura Argentina y sus regiones. Una visión panorámica


Resumen

El presente trabajo fue elaborado con la finalidad de pre­sentar a la Argentina Apícola a los participantes de API­MONOIA 2011, segundo Congreso Mundial organizado en nuestro país de la mano de la Sociedad Argentina de Apicultores (S.ADA.), entidad que ha cumplido reciente­mente 73 años de labor ininterrumpida en el sector.

Nuestro objetivo es que el visitante cuente con una sem­blanza de la apicultura argentina, los recursos naturales de las regiones, sobre las cuales se asienta, los más im­portantes atractivos turísticos y bellezas naturales de cada una de ellas y al mismo tiempo, destacar algunos rasgos culturales característicos en cada región.

La Argentina, cuenta con el segundo territorio más ex­tenso de América Latina, cuarto en el continente ameri­cano y octavo en el mundo. Tamaña extensión y la gran diversidad de regiones geográficas, vegetación, climas y suelos, tornan muy difícil realizar un resumen y que el mismo contenga integralmente tal diversidad.

La apicultura argentina se ha caracterizado por la pro­ducción de mieles claras (típicamente de praderas) cuyo destino fundamental es la exportación a la Unión Euro­pea y Estados Unidos. El actual escenario productivo se está modificando por la mayor agriculturización de la zona tradicional y la migración de la producción apícola a nuevas zonas productoras, lo cual genera la cosecha de otro tipo de mieles. Pero esta transformación no queda allí, hoy la cadena apícola argentina exporta al mundo cantidades crecientes de material vivo, maquinaria apíco­la de altísimo nivel tecnológico, especialidades veterina­rias y servicios de consultoría.

Estamos convencidos de que este congreso mundial será una oportunidad propicia para reforzar los lazos de la comunidad apícola internacional y una ocasión única para revalorizar nuestro sector productivo, no sólo como una actividad a través de la cual los apicultores pueden obtener beneficios económicos, sino también, y quizá sobre todo, por la importancia de los servicios ambien­tales que brinda la abeja como agente polinizador y monitor permanente del ambiente. Por ello, la presencia de apicultores y abejas, debe ser considerada como una fortaleza en la defensa de la sustentabilidad ambiental y la biodiversidad del planeta.



Solicite más información o material

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)