Documento

Año de publicación: 2016

Fiestas Populares Jujeñas: El Carnaval jujeño




Resumen

Este video forma parte de un ciclo audiovisual que documentó un conjunto de fiestas populares que se realizan en la provincia de Jujuy. Fue realizado por la Provincia en cooperación con el CFI, y forma parte de las acciones que lleva adelante el Consejo para asistir a las provincias en la recuperación y puesta en valor de la cultura e identidad de los pueblos. Este capítulo presenta la celebración del carnaval en diferentes regiones del territorio jujeño.

En el Valle de San Francisco – zona conocida como “del ramal”- la fiesta del carnaval transmite la herencia guaraní y se expresa con la danza y el canto conocidas como el “Pim Pim”. Según la creencia popular, grandes cataclismos signados por un gran fuego pusieron en peligro a sus ancestros, pero un pájaro llegó para advertirlos tocando un pequeño tambor de agua al que llamaron Pim Pim. Ese instrumento musical de sonido monocorde acompaña el festejo en el que se baila y se canta, agradeciendo la cosecha. Los personajes de la celebración son los “cucuruchu” que representan a los antepasados, el diablo representado por un muñeco fastuoso y pequeño, y la Madre Tierra a quien también honran al igual que lo hacen en la Quebrada. A lo largo de varios días, localidades como Caimancito, Vinalito, Ledesma, San Pedro de Jujuy, Fraile Pintado, Yuto, Calilegua y otras más pequeñas como El Talar o Palma Sola, festejan el carnaval wichi.

En la Quebrada y la Puna, desde Bárcena y Volcán, pasando por Purmamarca, Tumbaya, Tilcara y la histórica Humahuaca hasta llegar a Abra Pampa y la Quiaca, el carnaval es una de las fiestas más populares. Se inicia con el desentierro del Pujillay, el diablo del carnaval; bailando al ritmo de bombos, charangos, cajas, erkes y redoblantes los pobladores se dirigen a desenterrar al diablo que yace en las alturas desde el año anterior, para regresar luego al pueblo y celebrar en las calles con agua, harina, papel picado y serpentinas. La antigua tradición, que se mantiene en algunas localidades como Humahuaca y Uquía, señalaban que eran los hombres quienes desenterraban el carnaval mientras que las mujeres los esperan en el pueblo para elegir pareja. Al caer la tarde, bajan los diablos desde los cerros, sonando cascabeles y pitos, matracas y tambores, señalando que el carnaval ha comenzado; día y noche resonarán en las calles las melodías nativas y las comparsas durante siete días hasta que, en el octavo día, llorarán frente a la tumba del diablo con el compromiso de regresar al año siguiente para un nuevo desentierro.

El audiovisual relata con detalle las características de la fiesta de Carnaval en cada una de las regiones de Jujuy. La serie documental fue producida por la Fundación Jujuy Tercer Milenio entre los años 1999 y 2000 sobre soporte VHS.  Esta publicación presenta una versión digitalizada de la edición original.






Autores Institucionales

» Consejo Federal de Inversiones

Regiones

» Jujuy

Solicite más información o material

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)