Documento

Año de publicación: 2016

La Casa de Sarmiento: Testigo de la Historia




Resumen

A partir de un recorrido por la Casa de Sarmiento ubicada en la ciudad de San Juan, este video relata con gran minuciosidad la vida del prócer desde su nacimiento en el año 1811 hasta su muerte, ocurrida el 11 de septiembre 1888 en Paraguay, en donde pasó sus últimos años junto a su hija Faustina.

El audiovisual fue realizado en el año 1995 por la provincia de San Juan en cooperación con el CFI, como parte de las acciones que lleva adelante el Consejo con el propósito de asistir a las provincias en la recuperación y puesta en valor de la cultura e identidad de los pueblos.

La historia se remonta a 1801 cuando doña Paula Albarracín con sólo 23 años y la ganancia obtenida de su trabajo en el telar instalado a la sombra de una higuera, comienza la construcción de la única habitación que por mucho tiempo sería su casa. El techo a dos aguas todavía puede reconocerse en medio de las construcciones de techo plano que se fueron agregando después.

Casada con José Clemente Sarmiento, fue madre de quince hijos de los cuales sólo cinco llegaron a edad adulta: Paula, Bienvenida, Procesa, Rosario y el único varón que sobrevivió, Faustino Valentín Sarmiento, que con el tiempo tomó el nombre de Domingo por devoción a este Santo.

Aquí pasó su infancia Domingo Faustino Sarmiento. Sus ansias de saber fueron cubiertas por las enseñanzas de un clérigo amigo de la familia que lo llevó a una escuelita en San Luis, donde Domingo aprendió y enseñó a otros cuando tenía 14 años. Soldado a los 16 años, a los 18 luchó contra los caudillos federales y a los 20 años sus opciones políticas y militares lo obligaron al primer destierro en Chile.

En Chile, Domingo fue maestro, pulpero, dependiente y minero. Volvió a San Juan en 1836 con su pequeña hija Ana Faustina Sarmiento, quien quedó allí al cuidado de su abuela y sus tías, cuando en 1840 partió nuevamente a Chile. Con poco más de 30 años,  practicó el periodismo, viajó a Europa y EEUU para estudiar sus sistemas educativos, y publicó muchos de sus libros más conocidos. Su madre con casi 80 años cruzó la cordillera y con su memoria lo ayudó a escribir “Recuerdos de Provincia”. En 1848 se casó con Doña Benita Martínez, madre de un niño de 3 años –Dominguito- que se convirtió en el hijo de Sarmiento por adopción.

En 1855 partió con su familia a Buenos Aires y allí fue periodista, Concejal, Senador, Jefe del Departamento de Escuelas, Constituyente, y Ministro de Guerra y Relaciones Exteriores. En 1861 regresó a San Juan y se convirtió en el Gobernador de la Provincia. Volvió a instalarse en la vieja casa ya muy distinta después de sucesivas ampliaciones, hoy convertidas en salas del museo y biblioteca.

Como gobernador vistió de uniforme a la policía, instaló escuelas, ordenó alumbrar y empedrar las calles y dispuso que se blanquearan los frentes de las casas, subiéndose además a una escalera brocha en mano para encalar él mismo el frente de la suya. En 1863 hizo levantar el plano topográfico de la provincia necesario para sus planes mineros y agrícolas. En abril de 1864, renunció a su cargo.

Fue diplomático, viajó por el mundo y en agosto de 1868, fue electo Presidente de la Nación. Después de su paso por la presidencia, fue Director General de Escuelas, Senador y Ministro del Interior del presidente Avellaneda. Sus últimos años se alternaron entre Buenos Aires, Chile y San Juan, hasta su muerte en Paraguay.

En 1910 la Casa Natal de Sarmiento fue declarada Monumento Histórico Nacional. El terremoto de 1944 la dañó mucho sin embargo la habitación original construida en 1801 permaneció en pie. Reconstruida en dos oportunidades, la casa se preserva hoy para la memoria y el homenaje al prócer.

La Casa Museo conserva diferentes objetos de la época: una petaca de cuero curtido que perteneciera a la familia en sus primeros tiempos, una pequeña tetera, y una paila de cobre que se dice que Doña Paula usaba para teñir lanas. De sus años adultos se preservan una reproducción de los seis primeros y únicos números del diario El Zonda que fundó en 1839; uno de los doce bancos escolares fabricados en EEUU que Sarmiento mandó a su hermana Bienvenida para la escuela que ella dirigía en la habitación original de la casa; el escritorio secreter que usó siendo Gobernador de la Provincia; una escultura en mármol de Carrara para la cual posó en 1886 y que, con el pie que la sostiene tiene 1.80 metros, la misma que tenía Sarmiento por aquel entonces; un par de gemelos de oro con las fotos de Dominguito; y un conjunto de muebles, vajilla, fotografías y retratos, testigos de las diferentes etapas de su vida.

Tal como cierra la locución del video, “lo cierto es que esta casa es un símbolo, una síntesis de nuestra historia y nuestras luchas, de nuestros acuerdos y desencuentros, de la vida de un hombre que aún hoy es odiado o amado, criticado o admirado como si a más de  100 años de su muerte siguiere como era en vida…..pero una referencia inevitable -como esta casa- cuando se trata de construir nuestra memoria”.

El documental, impulsado por la  Asociación Amigos de la Casa Natal de Sarmiento y la Casa Natal de Domingo Faustino Sarmiento Museo y Biblioteca, fue realizado en el año 1995 sobre soporte VHS,  y esta publicación presenta una versión digitalizada de la edición original.






Autores Institucionales

» Consejo Federal de Inversiones

Regiones

» San Juan

Solicite más información o material

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)